• Bookmark and Share

Signos y Sintomas

Última actualización el Lunes, Julio 28, 2014

¿Tiene síntomas normales del embarazo ó enfrenta una amenaza?

Los siguientes signos y síntomas de la preeclampsia, y otras variantes del trastorno como el síndrome HELLP, pueden indicar que existe un problema o pueden ser efectos secundarios inofensivos del embarazo normal. La conciencia sobre estos signos y síntomas es esencial y usted debe dar seguimiento a cualquier duda o inquietud con su proveedor de atención médica. Técnicamente, un signo es una característica de la preeclampsia que se puede detectar, pero que no resulta evidente para la paciente, tal como la presión arterial alta. En cambio, un síntoma es una manifestación que percibe la paciente, tal como el dolor de cabeza o alteraciones visuales.

Enlaces:
Ausencia de Síntomas
Hipertensión
Proteinuria
Edema (Hinchazón)
Aumento Súbito de Peso
Náuseas y/o Vómito
Dolor Abdominal (del área estomacal) y/o Dolor del Hombro
Dolor Lumbar (espalda baja)
Dolor de Cabeza
Cambios en la Visión
Hiperreflexia
Pulso acelerado, confusión mental, sensación creciente de ansiedad, dificultad respiratoria o dolor en el pecho, sensación de fatalidad inminente


Ausencia de Síntomas

La Preeclampsia es una condición grave del embarazo y representa un peligro importante ya que muchos de sus signos no son evidentes, mientras que algunos síntomas parecen ser los efectos normales del embarazo sobre el organismo. Muchas mujeres que sufren de preeclampsia no se sienten enfermas y a veces reaccionan con sorpresa o frustración cuando se les ordena el reposo absoluto o son hospitalizadas aun cuando se sienten bien.

La presión arterial alta es un signo importante de la preeclampsia. A veces se le denomina a la enfermedad como un asesino silencioso ya que la mayoría de las personas no pueden ‘’sentir’’ el aumento de la presión arterial. Es por eso que el conocimiento de los signos de advertencia por parte de las pacientes es una de las herramientas más importantes que existen para ayudar a las mujeres a recibir satisfactoriamente el cuidado que necesitan. Le invitamos a familiarizarse con los signos y síntomas que aquí se detallan, tanto para fortalecer su propio conocimiento como para compartirlo con otras mujeres durante el embarazo.

Acciones que puede tomar...

Es necesario recibir una atención prenatal adecuada y por lo tanto usted no debe faltar a ninguna de sus citas. La verificación de peso, revisión de la presión arterial y examen de orina para descartar proteínas son pruebas fundamentales para la detección de la preeclampsia y deben de llevarse a cabo en cada cita prenatal. No dude en preguntar a su médico si cualquiera de estas pruebas no son realizadas.

Una medida importante para todo embarazo es llevar una dieta prenatal sana y completa, incluyendo vitaminas, minerales y grupos de alimentos básicos y reduciendo el consumo de alimentos procesados, azucares refinadas y cafeína. También es esencial eliminar el consumo de alcohol así como cualquier medicamento no recetado por su médico. Debe informarle a su médico de cuidado prenatal si toma medicamentos recetados por otros doctores para determinar si ésos presentan algún riesgo durante su embarazo. Consulte a su médico de cuidado prenatal antes de consumir cualquier suplemento nutricional – incluso los elaborados con hierbas u otras sustancias. Aunque no existen evidencias de que estos hábitos y conductas sanas influyan positivamente en contra de la preeclampsia, sí optimizan la salud para un mejor embarazo.

Regrese al inicio


Hipertensión (Presión arterial alta)

La definición tradicional de la presión arterial alta es un valor de 140/90 o mayor, medida en dos ocasiones diferentes con seis horas de separación. La presión arterial alta es uno de los principales signos que nos indica que la preeclampsia podría estar desarrollándose. Sin embargo, durante el embarazo un aumento en el valor diastólico (número inferior) de 15 grados o más, así como un aumento en el valor sistólico (número superior) de 30 grados o más, podría ser causa de preocupación, justificando así la observación más detallada del embarazo, aun cuando tal elevación no es un parámetro en sí para diagnosticar la preeclampsia. Un aumento relativo se debe considerar más significativo si se acompaña por otros síntomas de la enfermedad.

Acciones que puede tomar...

Manténgase al corriente de su presión arterial previa al embarazo, especialmente si normalmente se considera baja. Pregunte "¿Cuál es mi presión arterial?" durante cada consulta médica.

Puede comprar su propio monitor para medir la presión arterial en la mayoría de las farmacias. En algunas farmacias también cuentan con un monitor que usted puede usar, sin embargo tome en cuenta que las mediciones no son siempre tan confiables. Mantenga un registro de su presión arterial, tomando mediciones siempre a la misma hora del día y en la misma posición. Para asegurar mediciones exactas debe estar sentada, con el brazalete posicionado en el brazo izquierdo al mismo nivel que el corazón. Comparta su registro con su médico durante cada visita./p>

Si tiene su propio monitor de presión arterial en casa, debe calibrarlo con los que se usan en el consultorio donde usted recibe atención médica. Si está monitoreando su presión fuera del consultorio, debe avisarle de inmediato a su proveedor de atención médica en caso de obtener resultados que indican un aumento importante de la presión arterial.

For accuracy, blood pressure readings should be taken in the sitting position, with the cuff positioned on the left arm at the level of the heart.

Favor de tomar en cuenta que los monitores que se usan en el hogar no son siempre tan precisos como los que se utilizan en clínicas de salud y hospitales. Por lo tanto las mediciones que se realizan en casa no deben reemplazar a las realizadas en sus consultas prenatales. De la misma forma, un resultado "normal" no significa que usted pueda hacer caso omiso a los otros síntomas relacionados con la preeclampsia.

Si se le diagnostica preeclampsia, muchos profesionales de la salud recomendarán reposo absoluto, aunque no hay evidencia de que esta práctica produzca un impacto positivo sobre la enfermedad. Algunos creen que ayuda a limitar los factores potenciales de estrés que podrían contribuir a la presión arterial elevada. Si se encuentra en la última etapa del embarazo es posible que se le recomiende acostarse sobre su lado izquierdo ya que al acostarse sobre la espalda, el peso del útero (y el del bebé) puede restringir el flujo sanguíneo a través de la vena que suministra al corazón. Por otro lado, al acostarse en la espalda los riñones tienen dificultad para excretar la sal, la cual puede conllevar a una hinchazón mayor y presión arterial elevada. Los proveedores de atención médica no siempre están de acuerdo sobre los beneficios de acostarse de lado, sin embargo no existe evidencia en su contra.

Si se le diagnosticó preeclampsia anteriormente, o si tiene la presión arterial alta en forma crónica, podría ser preferible la decisión de recibir atención prenatal con un especialista en perinatología o especialista en medicina materno-fetal. En caso de que estas opciones de especialización no se encuentren disponibles, debe buscar un médico que consulte de forma regular con expertos o internistas que se especializan en la hipertensión durante el embarazo. Un recurso que le puede ayudar a usted a ubicar un especialista en medicina materno-fetal o médico que se enfoca en las enfermedades hipertensivas durante el embarazo, es la Herramienta de Búsqueda de Médicos en el sitio web de “Society for Maternal Fetal Medicine” (La Sociedad para Medicina Materno-Fetal; pero los médicos puede no estar disponible en todos los países). Todas las situaciones mencionadas constituyen variables distintas por lo que se recomienda consultar primero a su médico de cabecera

Regrese al inicio


Proteinuria (Proteínas en la orina)

La proteinuria es otro signo de la preeclampsia que ocurre cuando proteínas salen de la sangre y se vierten en la orina. Normalmente, las proteínas están confinadas a la sangre debido a la acción filtrante de los riñones; sin embargo, la preeclampsia daña este ‘’filtro’’ de forma transitoria. Una sencilla prueba de orina con tiras reactivas en cada cita prenatal puede detectar la proteinuria, aunque existen equipos más sofisticados que tal vez se instalarán en clínicas y consultorios médicos en un futuro próximo.

Acciones que puede tomar...

Durante cada consulta prenatal, pregunte por los resultados de su examen de orina, que consiste en introducir una tira reactiva en un recipiente con su orina. Un resultado que muestra rastros de proteína es algo común y por lo regular no representa una causa de preocupación. No obstante, si el resultado es de 1+ o mayor, podría indicar principios de preeclampsia aun cuando su presión arterial es menor a 140/90. Si se preocupa por vigilar la cantidad de proteína en la orina, o ha padecido la preeclampsia antes, puede comprar tiras reactivas en algunas farmacias o en línea. Si al realizar la prueba en casa el resultado es de 2+ o mayor, es importante que contacte a su proveedor de atención médica ese mismo día.

En algunos casos el proveedor de atención médica le solicitará que recolecte su orina durante 24 horas para determinar la cantidad exacta de proteínas presentes en la orina. Aunque es una tarea inconveniente, asegúrese de seguir las instrucciones de su médico e intente lograr resultados precisos.

La orina de color amarillo oscuro normalmente es resultado del consumo bajo de líquidos y a veces se asocia con la deshidratación. Por otro lado, la orina que se ve oscura, rojiza o de color café oscuro puede indicar un problema. Si observa estos cambios de color en su orina debe contactar a su médico.

Regrese al inicio


Edema (Hinchazón)

La hinchazón durante el embarazo se considera normal hasta cierto punto. Por ejemplo, es posible que se le hinchen los pies, incluso que le resulte difícil usar sus zapatos habituales. El edema es la acumulación de líquidos en exceso y es causa de preocupación si se observa en la cara, alrededor de los ojos o en las manos.

Acciones que puede tomar...

Si siente que su cara se está hinchando de más, encuentre una foto que muestre su cara justo antes de embarazarse y muéstrela a su proveedor de salud. Si la hinchazón en las extremidades de su cuerpo es severa, posiblemente notará ‘’edema con fóvea’’ (al presionar su dedo pulgar contra la piel, se observará una hendidura que permanece en la piel por algunos segundos) o decoloración de las piernas. Si sospecha que tiene edema con fóvea, notifique a su proveedor de atención médica y mantenga elevados ambos pies durante un tiempo todos los días (pero evite estar sentada durante largos periodos).

Regrese al inicio


Aumento Súbito de Peso

Un aumento de peso de dos libras (≈900 gramos) o más en una semana puede indicar preeclampsia. Este aumento tan repentino de peso puede ser ocasionado debido a vasos sanguíneos dañados que provocan que se vierta más agua en el cuerpo y que ésta permanezca en los tejidos en lugar de ser filtrada por los riñones para ser excretada.

Acciones que puede tomar...

No debe intentar bajar de peso utilizando dietas durante el embarazo. Todo embarazo requiere una dieta balanceada y saludable que incluye frutas y verduras frescas, vitaminas prenatales y un suplemento de ácido fólico. Debe evitar consumir sal en exceso. Antes de embarazarse debe obtener un peso ideal (un IMC de 30 o menos) ya que se ha observado que la obesidad es un factor que incrementa el riesgo de padecer preeclampsia

Dado que la preeclampsia es una enfermedad tan compleja, las mujeres la pueden desarrollar por distintas razones. Para algunas mujeres, una dieta balanceada y saludable y un peso ideal pueden disminuir de forma significativa el impacto de la enfermedad sobre el cuerpo. Sin embargo, se deben extremar precauciones al considerar la aplicación de dietas diseñadas para la pérdida de peso o con la intención de prevenir la preeclampsia, las cuales fomentan el consumo de cantidades grandes de proteína. Una dieta con exceso de proteínas puede provocar complicaciones en mujeres con enfermedades renales subyacentes.

Asegúrese de tomar una cantidad de líquidos suficientes (normalmente podrá medir la cantidad adecuada según la sensación de sed) y realizar ejercicio moderado de forma rutinaria. Durante sus consultas prenatales, no intente disfrazar o esconder un aumento de peso con medidas tales como no desayunar, llegar en ayunas o tomar píldoras para adelgazar. Una medida de peso exacta es esencial para un diagnóstico correcto.

La Fundación para la Preeclampsia reconoce el valor de una dieta prenatal sana; sin embargo, no recomendamos ninguna dieta en especial ni productos alimenticios en específico.


Náuseas y/o Vómito

Las náuseas y el vómito se consideran síntomas significativos particularmente cuando aparecen repentinamente durante la segunda mitad del embarazo. Las náuseas matutinas provocadas por el embarazo generalmente dejan de presentarse después del primer trimestre. La aparición repentina de náuseas y/o vómito en la segunda mitad del embarazo pueden ser síntomas asociados a la preeclampsia.

Acciones que puede tomar...

Contacte a su proveedor de atención médica. Las náuseas y el vómito se pueden confundir con síntomas asociados a la gripa o complicaciones de la vesícula biliar y por lo tanto usted debe exigir un chequeo de su presión arterial y que se le realice un examen de orina para descartar proteinuria.

Regrese al inicio


Dolor Abdominal (área estomacal) y/o del Hombro

Este tipo de dolor abdominal suele presentarse debajo de las costillas en el lado derecho y se conoce también como dolor epigástrico o dolor del cuadrante superior derecho. Se puede confundir con acidez, problemas de la vesícula, gripa, indigestión, o dolor causado por el movimiento y las patadas del bebé. Con frecuencia, al dolor del hombro se le llama “dolor referido” ya que se transmite desde el hígado por debajo de las costillas del lado derecho. El dolor de espalda baja se distingue de la distención muscular ya que suele ser un dolor más agudo y especifico. El dolor del hombro puede dar la sensación de que alguien le está pellizcando con mucha fuerza a lo largo del tirante del sostén o también puede ser doloroso acostarse en su lado derecho. Todos estos síntomas de dolor podrían ser signos del síndrome HELLP o complicaciones hepaticas relacionadas con el trastorno.

Acciones que puede tomar...

El dolor en las áreas arribas descritas se debe de tomar muy en serio; nunca haga caso omiso y no espere hasta el próximo día para consultar a su proveedor de salud, aun cuando ya es hora de dormir. Contacte a su proveedor de atención médica de inmediato.

Regrese al inicio


Dolor Lumbar (espalda baja)

El dolor de espalda baja es una molestia muy común del embarazo. No obstante, a veces puede indicar alguna complicación del hígado, en especial si se acompaña por otros síntomas de la preeclampsia.

Acciones que puede tomar...

Por favor lea la sección de arriba sobre el Dolor Abdominal y/o del Hombro y también mencione este síntoma a su proveedor de atención médica. Si el dolor de espalda baja se acompaña con uno o más de los otros síntomas, debe contactar de inmediato a su proveedor de atención médica.

Regrese al inicio


Dolor de Cabeza

Los dolores de cabeza penetrantes, severos o punzantes que no mejoran pueden ser causa de preocupación (a veces se caracterizan como dolores de migraña).

Acciones que puede tomar...

Si ya tomó analgésicos que no requieren receta y no obtiene resultados, o si el dolor de cabeza es muy severo y tiene sensibilidad a la luz, debe llamar de inmediato a su proveedor de atención médica y programar una visita al consultorio ese mismo día. Por favor lea la sección de abajo sobre los Cambios en la Visión y también mencione este síntoma a su proveedor de atención médica.

Regrese al inicio


Cambios en la Visión

Los cambios en la visión representan uno de los síntomas más serios de la preeclampsia y casi siempre amerita una consulta inmediata con un profesional de la salud certificado. Los cambios en la visión pueden asociarse con irritación del sistema nervioso central o indicar edema cerebral (hinchazón del cerebro). Estas alteraciones visuales incluyen la pérdida transitoria de la visión, la sensación de destellos intermitentes, auras, sensibilidad a la luz y visión borrosa o con puntos ciegos.

Acciones que puede tomar...

Si percibe alguno de estos cambios en la visión, es vital que contacte a su proveedor de atención médica de inmediato o que vaya directamente al hospital. Enfatizamos que estos síntomas representan un peligro inminente y potencialmente grave y nunca se deben de ignorar ni posponer hasta la mañana y menos hasta que termine el fin de semana. La amenaza que representa la preeclampsia le exige ser precavida y no correr ningún riesgo que podría poner en peligro su vida o la de su bebé.

Regrese al inicio


Hiperreflexia

La hiperreflexia se detecta cuando sus reflejos son tan fuertes que al golpear levemente su rodilla con un martillo de goma, su pierna reacciona con mucha fuerza. Este signo debe ser evaluado por un profesional de la salud ya que puede ser difícil de observar fuera del consultorio.

Regrese al inicio


Pulso acelerado, confusión mental, sensación creciente de ansiedad, dificultad respiratoria o dolor en el pecho, sensación de fatalidad inminente

Si alguno de estos síntomas anormales se presenta por primera vez, puede indicar una presión arterial elevada o en casos extremos, acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar).

Acciones que puede tomar...

Comuníquese con su proveedor de atención médica si éstos no son síntomas familiares para usted. Si estas sensaciones no son nuevas para usted, asegúrese de mencionar estas observaciones a su proveedor de atención médica durante su próxima consulta para que puede monitorear estas alteraciones durante todo su embarazo.

Cuando compartimos la idea de que las mujeres deben confiar en sí mismas, nos referimos a esa sensación instintiva de que ‘’algo no está bien’’ que con frecuencia se manifiesta en las mujeres con preeclampsia. Si bien puede que esta sensación no signifique nada, es sumamente importante que las mujeres compartan sus inquietudes y que los profesionales de la salud sean diligentes, en especial si esa intuición se acompaña por otros signos o síntomas.

El concepto más importante que usted debe recordar es que jamás debe tener miedo o pena al hablar y compartir cualquier signo inusual con su proveedor de atención médica. No importa que tan ocupado esté, nunca debe de molestarse al ser interrumpido por algo que tal vez, al principio, no parece tener gran importancia. Los peores casos de la preeclampsia pueden prevenirse si se detectan a tiempo.

Regrese al inicio

Suscríbase a nuestra lista de correos. Respetamos su privacidad.