Evaluando la del aminoácido L-Arginina: ¿Puede beneficiar su embarazo?

Última actualización el Martes, Julio 29, 2014

Este mes se dio a conocer un nuevo estudio acerca de la suplementación del aminoácido L-Arginina como medio para reducir los riesgos de padecer preeclampsia. Hubo una gran cobertura por parte de los medios de comunicación – usted probablemente tiene amigos o parientes que le habrán mandado artículos como éste – y también se debatió acerca del tema en los foros de la Fundación para la Preeclampsia.

¿Por qué los investigadores piensan que este suplemento puede funcionar? En gran medida, por la misma razón que el fumar reduce el riesgo de desarrollar preeclampsia. Esto se debe en parte a la activación de un sendero químico, el cual usa la L-Arginina para producir una proteína llamada “óxido nítrico sintetasa” (ONS). Él ONS (NOS, por sus siglas en inglés - Nitric Oxide Synthase) es un vasodilatador - quiere decir que expande los vasos sanguíneos – que podría ayudar a reducir la presión arterial materna y al mismo tiempo incrementar el flujo de sangre hacia la placenta (la cual está implantada de forma superficial al presentarse la preeclampsia) y así reducir los químicos que se producen cuando no recibe suficiente oxígeno. La suplementación de la L-Arginina no puede hacer un cambio sustancial en la implantación inicial de la placenta, o al menos no existe un mecanismo conocido a través del cual éste se pudiese dar, pero sí podría reducir o incluso eliminar los síntomas de la preeclampsia y también permitiría retrasar el parto.

Es sabido que el fumar está relacionado con muchos problemas del embarazo y que causa problemas de salud de por vida, así que no se debe tomar en cuenta como una alternativa para intentar disminuir los problemas en general que conlleva el embarazo, y nunca debe ser recomendada en mujeres embarazadas para intentar reducir el riesgo de desarrollar preeclampsia. Así que la esperanza se concentra en elevar la producción de ONS a través de la implementación de un suplemento para poder reducir los riesgos de la preeclampsia sin tener que experimentar los horribles problemas asociados con el tabaquismo.

Nótese que aún no se puede constatar al cien por ciento esta información. En gran parte, esto está basado en suposiciones de nuestra comprensión actual de cómo este mecanismo biológico funciona en particular. Es una hipótesis que tiene que ser confirmada a través de pruebas auténticas. Entonces, ¿cómo probaron los investigadores esta idea?

La L-Arginina puede ser suministrada a mujeres embarazadas como suplemento alimenticio. El estudio fue realizado en mujeres embarazadas seleccionadas al azar con alto riesgo de padecer preeclampsia y se crearon tres grupos a los cuales se les suministraron barras nutricionales de ingesta diaria, comenzando alrededor de las 20 semanas de gestación. A un grupo se les suministraron barras adicionadas con L-Arginina y vitaminas antioxidantes, el segundo grupo recibió barras con antioxidantes solamente y el tercer grupo recibió un placebo. La tasa de mujeres diagnosticadas con preeclampsia fue significativamente menor en el grupo de mujeres que recibieron las barras con ambos compuestos que las mujeres de los otros dos grupos.

¿Entonces porque este estudio todavía se considera preliminar? ¿Por qué no todos los especialistas en medicina materno-fetal recomiendan la suplementación de la L-Arginina?

La primera razón es porque este nuevo estudio se contradice con otros estudios recientes. Otro grupo de investigadores descubrió que las mujeres preeclámpticas tienen un nivel más alto de l-arginina en su torrente sanguíneo aun sin la implementación e incluso se encontró que tienen un nivel más alto de una proteína que impide que la l-arginina pueda ayudar al desarrollo del ONS. Si las mujeres preeclámpticas ya cuentan con niveles altos de L-arginina en su sangre, no tiene mucho sentido sugerir que con un poco más se reducirían los riesgos. Otra prueba reciente de la suplementación de L-Arginina en mujeres con hipertensión crónica encontró que, mientras estas mujeres necesitaban menos medicamentos para la presión arterial durante el embarazo, la tasa de preeclampsia superpuesta era la misma que la de las mujeres del grupo de control. Esto puede sugerir que la población de mujeres con hipertensión crónica, no podría ser beneficiada por la suplementación de L-Arginina y que se necesitaría un nuevo estudio donde se excluyan de este ensayo.

No tiene mucho sentido aceptar los resultados de estudios que son de nuestro agrado e ignorar los que no; lo que hace aún más difícil saber cuándo confiar en este tipo de investigaciones y al mismo tiempo nos obliga a realizar más pruebas y ensayos para determinar por qué estos estudios no están de acuerdo uno con el otro. Ayudaría demasiado entender el porqué de las inconsistencias de estos resultados antes de diseñar investigaciones adicionales orientadas a la suplementación; particularmente, serviría demasiado entender por qué la L-Arginina adicionada con antioxidantes parece tener posibilidades de producir efectos que la L-Arginina por sí sola no produce.

Otra razón es la manera en que el diagnostico técnico de la preeclampsia puede distorsionar los resultados. Aunque es verdad que en este nuevo estudio menos mujeres de las que recibieron la suplementación de L-Arginina adicionada con antioxidantes cumplían con los criterios para el diagnóstico de la preeclampsia, existe la posibilidad que en realidad no cambiaron las probabilidades. los resultados verdaderos. Aunque menos mujeres hayan tenido una presión arterial por arriba de 140/90, hay que recordar que esto es tan solo una medida de progreso de la enfermedad, porque la presión arterial es solo un síntoma. Las mujeres de los distintos grupos de prueba tuvieron partos a la misma edad gestacional, tuvieron bebés con necesidades similares de pasar tiempo en las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN), y tuvieron el mismo índice de partos por cesárea, etc. Es posible que la preeclampsia seguía ocurriendo con la misma frecuencia en todas las distintas poblaciones, pero algunas mujeres simplemente no eran diagnosticadas porque la forma de diagnosticar se basaba solamente en la presión arterial y la proteinuria. Ojalá que muy pronto esté disponible una prueba de diagnóstico que incluya otros factores tales como niveles de endoglinas y sFLT-1 solubles dentro del torrente sanguíneo materno, y que no todos los resultados dependan solamente de la medición de la presión arterial. Como los expertos acostumbran decir “tratar pacientes, no enfermedades” -- muchas mujeres han padecido de convulsiones, desprendimiento de placenta o han desarrollado el síndrome HELLP sin haber tenido un diagnostico preciso de hipertensión.

Como siempre, es muy complaciente ver que este tipo de investigaciones enfocadas tienen el potencial de convertirse en terapias preventivas para esta enfermedad. Aun cuando la tasa de preeclampsia no se pueda reducir con opciones como suplementos alimenticios, sí es muy importante poder encontrar una terapia que pueda retrasar la labor de parto por lo menos 48 horas, lo cual es tiempo suficiente para que una inyección de esteroides tome efecto. Si los estudios futuros confirman que suplementar a mujeres embarazadas con la L-Arginina reduciría la presión arterial materna de una manera segura, ésta posiblemente sería usada para retrasar los partos de neonatos prematuros hasta que puedan ser administrados los esteroides.

Un agradecimiento especial al Dr. James Roberts del Magee-Womens Research Institute and Foundation, por su conocimiento y apoyo técnico. También a Beth Frazer por la edición.

Próximos Eventos

Estaremos hablando aquí

Invítenos a hablar en su evento

La preeclampsia in los medios (en Inglés)

VÍDEO DESTACADO

Actualizaciones de Twitter

Preeclampsia What does it mean to be a Foundation volunteer? Hosting a Promise Walk. Moderating our Community Forum. Providing... http://t.co/wPPFLayb5C
Preeclampsia RT @Eleni_Z_Tsigas: Widmer/WHO suggests many subtypes of PE, thus biomarkers detect @Preeclampsia best on only certain subtypes. #isshp14
Preeclampsia RT @Eleni_Z_Tsigas: Patient education about @Preeclampsia is as challenged in Brazil as it is in the US. #isshp14 http://t.co/wpCGiPCDYV

Otros Recursos

Suscríbase a nuestra lista de correos. Respetamos su privacidad.