La prematuridad significa separación, complicaciones médicas y algunas veces, depresión

Última actualización el Jueves, Abril 10, 2014

Noviembre es el mes de la concientización sobre la prematuridad, es un mes dedicado a los más de 500,000 bebés prematuros que cada año nacen en los E.U.A., y casi una quinta parte son debido a la preeclampsia. Para muchos de nosotros, este mes es un recordatorio de las horas que pasamos al lado de un bebé que nació demasiado pronto. Para Jennifer Carney es además el aniversario en que su hijo volvió a casa después de estar en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

Después de un repentino caso de preeclampsia que forzó el parto a las 32 semanas a través de una cesárea de emergencia, Carney tuvo que permanecer en la unidad de cuidados intensivos (UCI), conectada a un ventilador y separada de su hijo que nació pesando solamente 1.4 kg (3 lb 2 oz). “El hospital donde el nació, el cual es el más cercano a nuestra casa, no tenía UCIN,” Nos explicó. “Mi hijo fue trasladado a un hospital más grande que está a unas 15 millas sobre la autopista, haciendo únicamente una breve visita en la habitación de la UCI donde yo estaba antes de que se lo llevaran en una incubadora hacia la ambulancia que ya lo esperaba. Esta fue la primera y ultima vez que lo vi durante mi estancia de ocho largos días en el hospital.”

Separación

Cuando una madre desarrolla preeclampsia antes de que su bebé este maduro, los médicos deben balancear los riesgos relativos de un parto prematuro contra la continuación del embarazo. Algunas medidas, como las inyecciones de esteroides para acelerar el desarrollo pulmonar fetal, son usadas para lograr mejores resultados en los bebés prematuros, pero no existen garantías de alud. Cuando la preeclampsia aparece muy temprano, el resultado puede ser una madre muy enferma y un bebé demasiado prematuro.

La hija de Julie Lesh es una sobreviviente del síndrome HELLP y nació a las 25 semanas de gestación, pesando solo 500 gr (1 lb 10 oz). El parto prematuro dejó a la señora Lesh en modo de recuperación mientras que su pequeña hija se debatía entre la vida y la muerte. El esposo de la señora Lesh refleja que “tuvo que encargarse de todo” hasta que su esposa fue dada de alta nueve días después.

Los tratamientos requeridos tanto para la madre como para el bebé pueden mantenerlos separados por un tiempo. La necesidad para la suministración de oxígeno, sulfato de magnesio, transfusiones de sangre y otros tratamientos, puede hacer imposible que la madre pase tiempo al lado de su hijo cuando él se encuentra en la UCIN, y los miembros de la familia a menudo tendrán que dividir su tiempo entre la madre y su bebé. Para el padre de la niña, Todd Bemis, esto significó que “tuvo que ocuparse en buena parte del día a día,” mientras que su esposa recuperaba su salud y energía después del parto prematuro de su primera hija, debido al síndrome HELLP.

Recordando su experiencia, Carnney nos relata, “El personal del hospital hizo todo lo posible para que pudiéramos tener facilidades de comunicación con la UCIN, pero el hablar con las enfermeras por teléfono era una forma muy inadecuada de reemplazar mi propia presencia al lado de mi bebé. La separación fue muy dura e hizo que el proceso de recuperación fuera aún más pesado de lo que hubiese podido ser.”

Reunión

La transición de ser un paciente en la UCI, a ser una madre en la UCIN, es muy difícil. Después de recuperarse del trauma de un parto tan difícil, los padres se enfrentan directamente a la tormenta emocional que provoca la UCIN. Los padres tienen que aprender un vocabulario totalmente nuevo para ellos. Los momentos que no se pasan sentados y esperando o en animación suspendida en gran medida se llenan de un terror incomprensible.

Los bebés que nacen con una extrema prematurez, a menudo experimentan estancias prolongadas en la UCIN y necesitan de múltiples intervenciones para sobrevivir. La hija de la señora Lesh tuvo que permanecer internada en la UCIN por 90 días. La señora Lesh notó que después su propia alta del hospital, “empecé a ignorar mis propios problemas de salud, concentrándome solo en los problemas de mi hija. El equipo médica de mi hija me recordaba tomar mis medicamentos y medir mi presión arterial.”

Complicaciones

Muchos bebés prematuros en la UCIN requieren de oxígeno y las complicaciones son comunes. Enfermedades como la enterocolitis necrotizante (ENC), la retinopatía del prematuro (RP), sangrado cerebral y el síndrome de dificultad respiratoria agudo (SDRA) se pueden desarrollar y poner en peligro la salud y la vida del bebé. Muchas de las cosas que les suceden a los bebés están fuera del control de los padres y no es sorprendente que algunos estudios demuestran que el trastorno de estrés postraumático (TEPT) es algo común en los padres que tienen hijos dentro de una UCIN.

Cualquier mujer que es madre por primera vez es muy susceptible a desarrollar depresión postparto, independientemente de las circunstancias del alumbramiento. El trauma adicional que genera un parto con complicaciones, un bebé prematuro y la atmosfera que produce el estar en una UCIN, aumenta la intensidad de las emociones y contribuye a sentimientos de depresión. Los padres tienen que lidiar con los problemas inminentes que rodean a sus hijos y muchas veces son testigos de tragedias de otros padres y sus familias. Además, cuando el ruido constante de las maquinas del hospital se interrumpe por una alarma que indica que un bebé ha dejado de respirar, el equipo completo de especialistas de la UCIN entra en acción de inmediato. Estos momentos ocurren sin ninguna advertencia, y algunas veces se trata de su propio hijo. En otros casos, se trata del hijo de un padre que usted había tratado durante su estancia. Nunca es fácil observar estos acontecimientos que suceden muy a menudo.

Las necesidades que presentan los bebés prematuros que acaban de salir de la UCIN pueden provocar un impacto negativo en la salud de las madres. Becky Sloan, sobreviviente de eclampsia, recuerda su propia experiencia con su primer hijo. Después de permanecer 30 días en la UCIN, “la amenaza del virus sincicial respiratorio (VSR) me mantuvo alejada de mis familiares y amigos, ni siquiera podía salir a caminar por el vecindario.” El VSR es un virus que ocasiona resfriados leves en la mayoría de las personas que lo padecen, pero puede llegar a desarrollarse como neumonía en bebés prematuros. El aislamiento obligado de tres meses y los problemas de salud de su hijo, “dolor de estómago, problemas para dormir y otros efectos secundarios propios de un bebé prematuro” contribuyeron al desarrollo de la depresión postparto de la señora Sloan. Su experiencia con la eclampsia tuvo un papel importante, “intenté [sin éxito] convencerme que si yo y mi hijo habíamos sobrevivido, era un hecho para estar feliz.”

Seguir Adelante

“No existe nada que yo pueda hacer para cambiar las circunstancias de su nacimiento, nuestros ocho días de separación o la depresión postparto que yo padecí,” dijo la señora Carney. “Es por esto que he buscado ayuda en la Fundación para la Preeclampsia y también comparto mí historia. Para mí, la concientización tiene mucho que ver en que no me sienta sola en mi experiencia, así como informar a todas aquellas mujeres que todavía no se han unido a nuestras filas. Mi hijo nació a los siete meses de gestación, y ahora tiene seis años de edad y asiste al jardín de niños. Yo estoy informada de la prematuridad y de la preeclampsia por lo que viví con él.”

Próximos Eventos

Estaremos hablando aquí

Invítenos a hablar en su evento

La preeclampsia in los medios (en Inglés)

VÍDEO DESTACADO

Actualizaciones de Twitter

Preeclampsia A clinical study on preeclampsia is currently enrolling participants, ages 16 years and older who are between 24... http://t.co/vhqVBZJiF9
Preeclampsia Remember our amazing mom marathon running mom Natalie M. from earlier this year? Check out her feature article in... http://t.co/8Rl0lxmWpW
Preeclampsia RT @modhealthtalk: A5 Premature birth can lead to long-term intellectual and developmental disabilities for babies. #preemiechat

Otros Recursos

Suscríbase a nuestra lista de correos. Respetamos su privacidad.