• Bookmark and Share

Enfrentar la preeclampsia como la Mujer Maravilla: Escenas del mundo real

Creado en Martes, Junio 13, 2017

Después de darse cuenta de que tiene superpoderes como la Mujer Maravilla, estas son algunas maneras de ponerlos en práctica cuando se enfrenta a situaciones de la vida real.

shutterstock 439060054

 

1. Mi médico/enfermero/partera no está tomando mis síntomas en serio. ¿Qué puedo hacer para que presten más atención a los síntomas que les cuento y hagan las pruebas necesarias para confirmar un diagnóstico?

Las mujeres y sus preocupaciones son tratadas con todo desde un respeto saludable hasta un menosprecio absoluto. Aunque hay muchas mujeres que tienen experiencias positivas y de apoyo con sus médicos, muchos encuentros nos dejan frustradas. Si su proveedor se niega a hacer pruebas básicas después de que usted le haya dicho que tiene síntomas de preeclampsia o que tiene la presión alta, diga las cosas de esta manera con una voz amable y respetuosa:

“Comprendo que usted no crea que esto es importante. Le pido que por favor escriba en mi expediente médico que yo reporté estos síntomas y que pedí que se me haga una "prueba x" en esta fecha y que usted considera que no es necesaria".

Pida una copia de su expediente. Según las leyes de Uso significativo aprobadas en estos últimos años, se exige que el expediente médico de los pacientes esté fácilmente disponible, sin costo. Dé seguimiento a través del portal del paciente u otro mecanismo para asegurarse de que estas notas estén en su expediente.

Las manifestaciones muy emocionales o excesivamente dramáticas pueden contribuir a que las personas desestimen o invaliden sus preocupaciones. Diga las cosas de una manera clara para describir sus síntomas. No diga, por ejemplo, "Me duele el estómago"; diga "Tengo un dolor agudo/continuo/punzante/pulsátil (elija uno) aquí" y señale el lugar donde le duele. Algunas veces, ser más específico ayuda en el diagnóstico.

2. Me dijeron que no debo preocuparme, que eso me sube la presión.

Aunque el pulso puede elevarse cuando la ansiedad aumenta, la preeclampsia es una enfermedad que se desencadena en la placenta y no la produce ni agrava la ansiedad mental. Muy a menudo, la ansiedad es un síntoma de un ritmo cardíaco elevado y puede ser prueba de que su presión está subiendo.

También, las mujeres suelen tener un “sexto sentido”; conocen sus cuerpos y saben cuándo algo no está bien. Preste atención a esa voz. Vea #1 arriba.



3. No crea todo lo que lee en Internet.

Aunque es cierto que la Internet tiene fama de contener información mala y no controlada, particularmente en el área de la información médica, la Preeclampsia Foundation se toma muy en serio su obligación de brindar información médica. Nuestros artículos de Información sobre salud han sido revisados, editados y aprobados por consenso de nuestra Junta Asesora Médica: un auténtico “quién es quién” de expertos en preeclampsia. Nuestro sitio web se cita con frecuencia por los medios y otros sitios web de información de salud. Además, nuestros blocs de hojas y otros materiales impresos y electrónicos han sido adoptados por numerosos kits de herramientas sobre preeclampsia y paquetes nacionales de seguridad de las pacientes, y están siendo utilizados en docenas de centros de atención médica en todo el país.

4. Yo soy el médico, sé lo que estoy haciendo.

 

 

Sí, lo es. Usted debe escuchar a su médico. Pero su médico también debe escucharla a usted. Este es su bebé. Este es su cuerpo. Merece que la traten con respeto. Merece que la tomen en serio. Merece entender y participar en las decisiones que se están tomando. Puede buscar cambiar de proveedor EN CUALQUIER MOMENTO; incluso a las 38 semanas, incluso en el parto. Es importante ser respetuosa, pero su mayor obligación es hacia su salud y su bebé. Puede pedir perdón más adelante si fue grosera, pero no puede deshacer los errores médicos.

 

 

5. Debe confiar en nosotros.

Los médicos y las parteras son personas, y las personas cometen errores. Los sistemas hospitalarios deben atender de manera segura a una cantidad muy grande de mujeres durante el parto. Muchas veces los sistemas necesitan mejorar sus procesos. El Council on Patient Safety in Women’s Healthcare (Consejo sobre Seguridad de los Pacientes en Atención Médica para la Mujer) se creó para abordar esta realidad, desarrollando e implementando el paquete de Hipertensión en el Embarazo, que hasta la fecha han adoptado al menos siete estados, y contribuyó a los Lineamientos del 2013 del American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos). El paquete ayuda a prestar sistemáticamente una atención de calidad para los diversos trastornos de hipertensión del embarazo. ¿Su médico sigue estos lineamientos? No dude en compartirle una copia o un enlace en línea. Si sus médicos no están de acuerdo, incluso entre sí, usted tiene el derecho de hacer preguntas razonables acerca de su cuerpo y la salud de su bebé o de buscar atención en otro lugar. Idealmente, este control debe realizarlo antes de estar en crisis, pero su compañero de parto tiene derecho a recibir respuestas en su nombre.

Cuando tenga duda, busque una segunda opinión. Los especialistas en medicina materno-fetal, a veces llamados perinatólogos, son obstetras con formación avanzada en embarazos de alto riesgo. Puede ubicar a los especialistas en su área aquí.

 

 

6. Usted está embarazada. Lo que espera es normal.

 

Eso puede ser cierto. Los síntomas de la preeclampsia son muy parecidos a los síntomas normales del embarazo. Usted puede preguntar, “¿Qué otra cosa podría ser esto?” Espere una respuesta razonada que incluya la consideración de un “diagnóstico diferente”; lo cual significa otras afecciones que podrían estar causando los mismos síntomas”.

 

 

7. Usted no me contó sobre todos sus síntomas.

Se ha determinado que atrasarse en comunicar todos los síntomas o no reconocer la importancia de los síntomas es un factor en muchas muertes prevenibles. Puede que se le olvide mencionar algo “clave” como visión borrosa o ver manchas. Es mejor decir demasiado, que demasiado poco. Ante el riesgo de olvidar algo importante, escriba sus preguntas, preocupaciones y síntomas; y plantearlos a su médico o partera. No hable en exceso. Estas personas siempre están cortas de tiempo y pueden perder la paciencia, así que organícese antes de entrar y repase su lista. Ellos agradecerán su gesto considerado y tomarán sus comentarios más en serio. Por supuesto, reaccione con preguntas a cualquier información nueva si no la entiende por completo y escriba las respuestas.

Si honestamente ya intentó algunas o todas las recomendaciones anteriores y aún no está recibiendo la atención que espera, tal vez sea momento de consultar a otro médico.

Con reconocimiento a la fundadora original de la Preeclampsia Foundation, Anne Garrett Addison, quien escribió algunas de estas ideas, aún relevantes, en 2003, a la defensora de las pacientes Ushma Patel quien las escribió más recientemente desde su perspectiva y a la Corresponsal Médica Sénior de CNN Elizabeth Cohen quien escribió un libro muy informativo; The Empowered Patient, después de su propia experiencia cercana a la muerte por preeclampsia.

 

 

 

 

 

 

 

Próximos Eventos

Estaremos hablando aquí

 

 

Invítenos a hablar en su evento

 

 

VÍDEO DESTACADO

Faces of Preeclampsia

Actualizaciones de Twitter

preeclampsia RT @American_Heart: High blood pressure occurs when the force of blood flowing through your blood vessels is consistently too high. This ca…
6hreplyretweetfavorite
preeclampsia RT @TheHeartTruth: #Quiz time! What steps can you take to lower high blood pressure? https://t.co/JcZ0sjLrmj
7hreplyretweetfavorite
preeclampsia Big thanks to @wfaa Dallas for featuring this piece on pregnancy heart health, featuring our own @Eleni_Z_Tsigas an… https://t.co/T55hoGjnYL
7hreplyretweetfavorite

Otros Recursos

Suscríbase a nuestra lista de correos. Respetamos su privacidad.