Mi Caso de Preeclampsia con Hell

Post On Thursday, December 19, 2013 By Karen

Mi Caso de Preeclampsia con Hell

Hola a Todos!

Mi nombre es Karen Ortegón, vivo en la ciudad de Barranquilla en Colombia, tengo 26 años y hace cuatro meses tuve un parto por cesárea a las 29 semanas de gestación, por preeclamcia con Hell.

Mi historia comienza desde los 3 meses de gestación, cuando se me empezaron a hinchar los pies levemente, asistí en varias ocasiones al médico por preocupación ante un caso de preeclampcia, pero los médicos siempre me dijeron que eso era normal, en mi país el sistema de salud es bastante deficiente, los controles prenatales si tu embarazo es normal osea no es de alto riesgo, lo controla una enfermera jefe o un medico general, hasta después de los 8 meses es que te remiten al ginecólogo, por lo cual es bastante difícil que te sepan identificar un caso de preeclampcia o ayudar a minimizar los riesgos, mas sin embargo por mi insistencia, logré que el medico general me ordenara los exámenes de sangre y orina correspondientes, pero el resultado de esos exámenes fueron normales, osea no mostraban ningún síntoma de alarma.

Cuando cumplí mis 7 meses de gestación de repente un día comencé a sentir un dolor de cabeza muy fuerte que no se me quitaba con el único analgésico que se puede tomar en embarazo, pase dos días con dolor de cabeza, hasta que se me dio por tomarme la presión y efectivamente la tenía un poco alta, de inmediato me llevaron a la clínica y me dejaron hospitalizada, me controlaron la presión y me realizaban ecografias Dopler para ver si el bebe se estaba alimentando y oxigenando bien, dure 6 días hospitalizada pero la verdad no tenia ningún control por parte de los ginecólogos que me visitaban, eran siempre ginecólogos diferentes los que hacían rondas, osea no había continuidad y seguimiento con un mismo ginecólogo, por lo cual por recomendaciones de mi familia, llamamos a un ginecólogo particular que me había atendido en una ocasión, una semana antes de ser hospitalizada y quien me había recomendado colocarme unas inyecciones para maduración de los pulmones del bebé, para que me diera un concepto y pues efectivamente al día 6 de estar hospitalizada llego este ginecólogo particular en la noche y me pidió que le mostrara los exámenes de sangre que me habían realizado en la mañana y la ultima ecografía, en su defecto le solicitamos esos exámenes al médico general que se encontraba de turno en mi piso de hospitalización, quien sin nisiquiera leer los resultados de los exámenes me suministro una copia, al momento de leer los resultados el ginecólogo particular que llame note en su cara mucha preocupación y me pidió hablar con el ginecólogo que se encontraba de turno en la clínica, yo le dije que los ginecólogos se encontraban en en piso 7 y pues se fue a buscarlo, a los 5 minutos regresaron los dos ginecólogos y me dijeron que debía realizarme una cesárea de urgencia porque tenia todos los parámetros elevados y podía perder mis riñones, hígado, etc... yo entre en pánico enseguida, por lo cual mi presión arterial se disparó muy rápidamente, me tuvieron que poner medicamentos para controlar mi presión que hasta ese momento ya estaba normalizada, la indignación de mi familia era que esos exámenes estaban desde las 07 am listos en el sistema de los computadores de los médicos y nadie había tenido la delicadeza de leerlos y darse cuenta que debían operarme enseguida, tenia todo un día en riesgo con los parámetros super elevados y solo hasta en la anoche que llega el ginecólogo particular es que ellos se dan cuenta que estoy en riesgo, y lo peor es que en esa clínica no había UCI neonatal disponible para mi bebé y nunca lograron conseguir otra clínica a la cual trasladarme, todas estaban aparentemente llenas sus UCI neonatal, procedieron entonces a remitirme a la UCI de adultos a mi y esperar hasta el día siguiente a que se desocupara una camita en la UCI neonatal.

Al día siguiente a las 10:00am me metieron a sala de cirugía, me realizaron la cesárea, mi bebé nació muy bien aparentemente, lloró bastante, fue grande a pesar de sus 29 semanas, pero lamentablemente al día siguiente de haber nacido falleció en la noche, los médicos dijeron que sus pulmones no estaban maduros a pesar de haberme colocado una dosis de maduración pulmonar dos semana antes del parto, no resistió... Mi esposo y yo lo llamamos JUAN SEBASTIAN... Fue nuestro primer hijo, a sido muy duro para mi, a pesar de haber pasado ya 4 meses, es un dolor que no se va nunca, siempre esta allí, se siente un vacío muy grande en tu vida, es toda una ilusión, creo que solo cuando Dios me permita tener otro bebé podre superar un poco esta perdida, por lo cual le pido que nos de mucha fortaleza y resignación y pues le agradezco que yo me encuentre con vida porque se que pude morir.

Expongo mi caso aquí para hacer un llamado a la comunidad de médicos, que entiendan que son vidas humanas las que están en juego, que no sean negligentes, a todas las mujeres en estado de embarazo estén muy alertas, mi único síntoma de preeclampcia fue la hinchazón en los pies y los médicos en mi país desestimaron este síntoma, por favor estén siempre muy alerta y ante este síntoma tomen las precauciones que se recomiendan para la preeclampcia.

Ahora lo más duro es decidir si aventurarse a tener otro bebé, tengo muchísimo miedo de que me vuelva a ocurrir lo mismo, creo que no soportaría volver a tener que pasar otra vez por un episodio como este.

 

Views (84)

Write Comment


VÍDEO DESTACADO

Faces of Preeclampsia

Historia Destacado

    Eybrajam

    Mi nombre es Lidia Fuertes soy de Nicaragua. En agosto del año pasado me entere que iba a ser... Read More

    Lidia

FORO DE DISCUSIONES

Organizaciones Profesionales

Suscríbase a nuestra lista de correos. Respetamos su privacidad.